Olimpico: El sueño intacto

Las chances siguen ahí. El Deportivo Olímpico tiene un sueño, ese sueño se llama Copa Perú.
Anoche había llovido, la mañana era fresca el campo algo humedo, la hinchada esperaba ansiosa poder festejar un triunfo que los metiera ahí en la pelea. 
Y así fue!, Olímpico salió con todo sabiendo que solo el triunfo les servía y optó por atacar desde el pitazo incial. El equipo estaba completo no había ausencias importantes, sin embargo en tienda vecina la cosa esa más precaria, nuevamente, Deportivo Estrella no completaba su equipo, saltó al terreno de juego con el equipo "parchado" sabiendo que tendría como rival a "un león con hambre". 

El Olímpico manebaja a su antojo el compromiso, en la medular no se sintió la ausencia de "Polanca" Palomino quién no fue tomado en cuenta para este compromiso por su indisciplina-lo querían cambiar y se negó a salir, en dos ocasiones-, Yancapallo y Rivas "mordian" bien, ahogando todo intento que naciera de los pies de Manuel "Pichón" Salazar, tuvo que pasar 44 minuto para que el Olímpico se ponga en ventaja a través su goleador Carlos Rosas con ese resultado parcial se irían al descanso.
En la segunda etapa fue nuevamente Olímpico quién se adueña del compromiso, valiendose de su condición de tener dos hombres más en la cancha, Carlos Rosas buscó el arco rival pero el portero improvisado Adrían Monroy estuvo felino, cuando todo indicaba que Olímpico aumentaría el marcador, fue Estrella quién tocaba la puerta de Valdivia, primero fue Jesús Falcón con disparo de larga distancia, luego Manuel Salazar exigiría al golero del Olimpico y la tercera fue la vencida por que acabaría por empatar, con sobervio cabezazo de Emerson Calderon tras un corner, donde los defensas dejan cabecear absolutamente solo al volante aurinegro, fue inútil la estira de portero... era el 1x1.
Con ese resultado Olímpico le decía adios a su sueño, es cierto que el Estrella no ganaba más que el hecho de hacerse respetar por ser quien eran, el último representante de Camaná en la Copa Perú, así que decidió arruinarle la fiesta a los dirigidos por César "El Chino" Saavedra, el empate era pésimo resultado, pero el Olímpico no renunciaría jamás a su objetivo así que adelanto sus líneas para intentar reducirle los espacios al rival, siendo esto un arma de doble filo, arma, que por cierto, sabe manejar bien el elenco de San José, fue ahí donde empezó a crecer la figura del arquero Valdivia quién desvió un disparo a "quemaropa" de Jesús Falcon, haciendo suspirar a muchos hinchas del Olímpico en el estadio pero sobre todo a su presidente Ing. Luis Sanatalla quien hacia fuerza desde las graderías. Estrella se había crecido sabía que podía, incluso ganarle, así que fue más osado y se fue en busca del gol que hicera despertar del sueño a los "olimpicos".
Pero fue Víctor Yancapallo quién convertiría el segundo gol con renate cruzado en el minuto 80, luego de un par de intentos de chalaca por parte de Kenyo Saavedra y Carlos Rosas en jugadas anteriores.
El compromiso fenecía la fanaticada disfrutaba del triunfo que lograría pero casi les arruinan el festejo adelantado, en la última jugada, con centro de Marcos Arroyo "alguien" cabeceó de forma cruzada... apareció la mano bendita, las uñas largas del golero Mauricio Valdivia quién menos mal no se las había cortado la noche anteriror ... por que se acostó tarde. 
Esa fue la última por que luego el juez principal Jesús Granda dio por terminado el compromiso.
Después del susto vino la alegría, el triunfo los pone a puertas del objetivo depende ellos mismos ya que su clasificación se definirá en la última fecha cuando enfrenten al Buenos Aires del Cardo.
Alineaciones:
Deportivo Olímpico: Mauricio Valdivia, Walter Andía, Yancarlos Arias, Marvin Chávez, Carlos Kodak, Eladio MEdina, Brayan Rivas, José Robles, Kenyo Saavedra, Víctor Yancapallo y Carlos Flores. 
Sustituciones: Jean Carlo Granda x José Robles.
Deportivo Estrella: Adrian Monroy, Manuel Salazar, Hugo Poemape, Marcos Arroyo, Emerson Calderón, Mauricio Dongo, Marcos Buiza, Joseep Alvez, Jesús Falcón y Renzo Justo.

Comentarios