Camaná es una de las provincial que más gasto en los 11 primeros meses

Nuevamente el trabajo de las  municipalidades estará expuesto a las críticas. A solo un mes para concluir el año, las ocho gestiones provinciales del departamento de Arequipa, en promedio no gastaron ni la mitad de las asignaciones económicas que recibieron del gobierno central.
De acuerdo al portal del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), hasta ayer las municipalidades provinciales de Arequipa, Camaná, Caravelí, Castilla, Caylloma, Condesuyos, Islay y La Unión, invirtieron S/. 595.3 millones, cuando tenían S/. 1,291 millones para emplear en proyectos a lo largo de todo el año.

De las ocho municipalidades, la que muestra mayor eficiencia de gasto presupuestal es Castilla, Camaná y Condesuyos, con 55,3%, 54,9% y 54,4%, respectivamente.
Sin embargo, la que mayor suma de dinero gastó en los primeros 11 meses del 2011 es la provincial de Arequipa, que aparece con una ejecución de S/. 399.8 millones,  que aunque lidera el gasto a nivel de la región, el avance de ejecución es pobre, porque la comuna administra un presupuesto cercano a los S/. 900 millones.
En el otro lado de la moneda aparece La Unión, que a pesar de presentar altos índices de desnutrición infantil, tiene un avance del gasto presupuestal deficiente.
El plus de la minería
Un dato importante es la evolución que sufrieron las cuentas. Mientras como Presupuesto Institucional de Apertura (PIA), las ocho provincias calcularon un gasto de  S/. 575.7 millones para el año, las asignaciones prácticamente se duplicaron, ya que alcanzaron S/. 1,291 mlls. debido a los recursos que ingresan por minería, obligando a un cambio en el presupuesto.
Miguel Ochorán, Asesor del Gobierno Regional

Miguel Ocharán, asesor del Gobierno Regional de Arequipa, cuestionó los cálculos que realiza el MEF en función al avance presupuestal, porque lo hace en base a los montos devengados (montos gastados), cuando lo que se debería considerar son los montos comprometidos. Es verdad que las sumas comprometidas son superiores a las que se consigna en “devengados”, pero aún así, el promedio de gasto, considerando las partidas “comprometidas”, elevaría el promedio de gasto en 5% más.
Ocharán también indicó que el presupuesto modificado recién se conoce después de medio año, una vez que se concretan las transferencias del canon. “Si a inicios de año no se sabe que se dispondrá de estos recursos, es muy complicado pedir a las municipalidades que lleguen a fin de año con una ejecución de 100%.
El asesor del GRA también cuestionó los montos que figuran como asignados a cada órgano subnacional, porque no se trata de cifras reales, sino de transferencias que arrastran del año anterior.
 Escribe: María Eugenia Salas