Consejera Yamila Osorio denunció irregularidades en obra de terminal terrestre de Camaná

Osorio entró con la pierna en alto
La consejera por la provincia de Camaná, Yamila Osorio,  ayer hizo una grave denuncia. La obra de construcción de la primera etapa del terminal terrestre de la ciudad de Camaná, valorizada en un millón y medio de soles, se inició sin tener el expediente técnico aprobado y los encargados de la obra no llevan un registro del material, ni de la maquinaria que utilizan, entre otras irregularidades.

Osorio comentó que a fines de octubre un funcionario de la dirección de Formulación de Proyectos encontró los primeros indicios de irregularidades en esta obra ejecutada por administración directa con recursos transferidos por el Gobierno Regional de Arequipa. En dicha visita no encontró al residente y supervisor de la obra ni el cuaderno de obras, donde se deben registrar todas las incidencias del proyecto.

Enterada del hecho, la consejera de Camaná visitó en dos oportunidades los trabajos en enero y constató la ausencia de los encargados de la obra (residente y supervisor) y la falta de una oficina de residencia, donde se puedan guardar y actualizar todos los documentos de la obra, como expedientes, planos, informes.

Debido a ello, solicitó a la Subgerencia de Supervisión y Liquidación de Proyectos de Inversión una inspección, la cual se realizó el 01 de febrero a cargo del ingeniero Huber Cáceres Alpaca. 

En el informe del especialista se da cuenta que el residente de obra trabaja en un espacio del almacén, de esteras y malla rachel, y que no cuenta con programación de la ejecución de trabajos. Asimismo, el ingeniero Cáceres indica que el almacén se encuentra a cargo de una señora que desconoce la denominación de los materiales y unidades, que solo registra los ingresos, pero no los egresos.

Refiere además que la obra no cuenta con un comité de seguridad, botiquín básico de primeros auxilios y equipos de protección personal completos para algunos trabajadores.

Una falta grave encontrada por el enviado del GRA fue la carencia de pruebas de control de calidad, ensayos, pruebas de briquetas, entre otros, elementos que miden la resistencia de la construcción. También se encontró un expediente de obra incompleto y que está pendiente la entrega de informes.

Cáceres acota, en su informe, que no encontraron estudios de diseño, de suelos, ni estudios que indiquen la capacidad portante del terreno. Asimismo, tampoco se encontró en la obra los registros de la labor del personal.

Pide suspensión

Yamila Osorio mostró el informe de Cáceres en la sesión de consejo realizada ayer y solicitó que el caso sea derivado a la comisión de Infraestructura, para que elaboren un predictamen sancionador.

"Yo pido a los integrantes de la comisión que soliciten la paralización de dicha obra, pues no cuenta con las garantías que se está realizando de forma adecuada", dijo. Añadió que la comisión debería informar a la Oficina de Control Interno (OCI) del Gobierno Regional para que inicien una investigación.

Comentarios