Caen argentinos acusados de triple crimen en Camaná

Ahora sin serán senteciados
El día de ayer nos pudiemos enterar vía Televisión de la captura de los argentinos asesinos, quienes le arrebataron la vida a tres personas aquí en Camaná.
Estos profugos de la justicia fueron capturados en Satipo. Quisieron hacerse pasar por ciudadanos Uruguayos y declaron que sus documentos fueron robados para poder despistar a la Policía y de esta manera obtener otra identidad.
La Policía de aquel lugar los capturaron y pronto serán entregados a la justicia y procesados en Camaná. Gastón Santiago Ballesteros y Noemí Carmon solo atinaron a decir: "Mil disculpas". 

Estaban prófugos desde el 29 de abril. La noche anterior y  en la madrugada de ese día, dieron muerte a tres ancianos en el hostal Albatros de Camaná, balneario a dos horas y media de Arequipa. El asesinato perpetrado por dos ciudadanos argentinos fue cruel; utilizaron un combo y cincel para  matar a sus víctimas y robarles dinero. 

Por fin, la Policía capturó a Daniel Gastón Santiago Ballesteros (34) y Fabiana Noemí Carmona Bravo (19), en el distrito de Pichanaqui, provincia de Chanchamayo, región Junín.

La detención de la pareja se produjo en el parque Juan Valer Sandoval. Intervino el suboficial superior Wilson Sánchez de la comisaría de Pichanaqui. Contra los argentinos hay una orden de captura a nivel nacional solicitada por la Fiscalía de Camaná el pasado 9 de mayo. El pedido se realizó por ser los principales sospechosos de la muerte de Víctor Gregorio Herrera Uré (90), el abogado y dueño del hospedaje Albatros, Gustavo Pastor Lazo (76) y Julio Javier Legardi (70), carpintero y cuidante del hostal.

Los detenidos serán entregados bajo la custodia de la fiscal de Camaná, Carmen Casas Reymer, en las próximas horas para los interrogatorios.


COMO URUGUAYOS

El 17 de mayo pasado, la pareja de sospechosos acudió a la comisaría de La Merced con otra identidad. Denunciaron la pérdida de documentos personales. Se presentaron como  uruguayos. Él dio el nombre de Marcos Sánchez Ballesteros (32) y la mujer como Elsa Velásquez Bravo (24).  Señalaron que llegaron a Chanchamayo como turistas.

Los efectivos de La Merced cruzaron información con Pichanaqui, donde la pareja habitualmente trabajaba como malabaristas. También se informa a la Policía de Camaná y Arequipa. Certificaron que se trataba de los mismos sospechosos del triple homicidio. También se tomó conocimiento de la orden de captura en su contra.

La Policía de Pichanaqui inició el seguimiento de ambos sujetos. Se pudo comprobar que la pareja se trasladaba a la provincia de Satipo, San Martín de Pangoa y Pichanaqui. Dormían en hoteles y tenían trabajos eventuales de malabaristas, el mismo oficio con el que se les conoció en Camaná.

Su captura tardó. Ambos no permanecían mucho tiempo juntos en la calle para evitar que los reconozcan. Tras la intervención intentaron negar los cargos, luego confesaron la verdad.

Comentarios