Policía se mata de un balazo en Camaná

Leonel Fernando Ranilla Alarcón
Un policía, en estado de ebriedad, se quitó la vida con su propia arma. Fue luego de ser intervenido por colegas suyos cuando libaba licor en la calle; La policía investiga cual fue el verdadero motivo. Su conviviente estuvo presente en el momento del disparo.

Tomó el arma de fuego con la que trabajaba diariamente, se apuntó a la cabeza y efectuó un disparo. Aquel tiro fue suficiente para que el policía Leonel Fernando Ranilla Alarcón (30), de Camaná, terminara con su vida. Aparentemente, el agente del orden tomó la trágica decisión por problemas familiares y laborales.
Era cerca de la medianoche cuando el auto Hyundai de placa V3Q-072 fue intervenido por la PNP en el jirón Sebastián Barranca, pues se encontraba apagado y en su interior iban tres personas en presunto estado de ebriedad. Dos de ellas eran Leonel Ranilla y su conviviente, Clarisa Mamani Mercado. Por medidas de seguridad, el vehículo fue trasladado a la Divpol Camaná, en donde el suboficial solicitó que los llevaran a su vivienda, ubicada en el anexo de La Dehesa.
Este es el auto intervenido...

Un patrullero los trasladó hasta el inmueble; sin embargo, al momento de retirarse, los policías oyeron un fuerte sonido emitido por una pistola y gritos de una mujer. Rápidamente, regresaron a la casa, en donde encontraron al efectivo policial en medio de un charco de sangre.
Los padres de la víctima también llegaron al lugar e intentaron mantenerlo con vida; sin embargo, sus intentos fueron en vano y el PNP falleció. Alrededor de la 1:30 h, la fiscal Haydeé Torres ordenó el levantamiento del cadáver. La necropsia señaló que Leonel Ranilla murió por un TEC grave abierto por arma de fuego.

Comentarios