Vecinos de Camaná le declaran la guerra a cantinas y videos

Foto refencial
Todos los días, este grupo de pobladores se reúne en las tardes y noches para realizar plantones frente a diferentes locales que no cuentan con licencia de funcionamiento ni certificado de Defensa Civil, por lo que operan en la clandestinidad -a vista y paciencia de las autoridades- durante las 24 horas del día.

Guerra contra cantinas y videos. Cansados de la bulla, las peleas y los actos obscenos en la vía pública, los vecinos de las calles Las Gardenias, avenida Camaná y Córdova, iniciaron una campaña para que estos establecimientos sean clausurados definitivamente.
Según los protestantes, el bullicio de las cantinas es insoportable. Además, los borrachos protagonizan escándalos y peleas violentas. Asimismo, denunciaron que en las cabinas de video se ejerce la prostitución.

Los vecinos elaboraron carteles con mensajes de reclamo contra la municipalidad de Camaná por no sancionar a los propietarios de dichos locales. “Son un mal ejemplo para los estudiantes y la juventud. Además, estas actitudes acarrean inseguridad ciudadana. Ya varias personas han sido asaltadas”, declaró uno de los manifestantes.

La Municipalidad Provincial de Camaná informó que ya antes se había impuesto multas a cantinas, bares y videos informales, pero no cancelaron los pagos. Desde ahora, y a pedido de la gente, realizarán el cobro coactivo.

No obstante, el fiscal de turno Jorge Media y la Policía Nacional del Perú acudieron a verificar la veracidad de las quejas de la gente, y se comprometieron a respaldar sus pedidos.

Actualmente, por gestión de la Fiscalía, solo esperan la autorización del juez para proceder al tapiado y cierre definitivo de los recintos cuestionados. Mientras tanto, los vecinos aseguraron que no darán marcha atrás en su lucha hasta lograr el objetivo.

Comentarios