Después de 47 años padre e hija se reencontraron en Camaná

La pareja de esposos Juan Bautista Peralta Cayllahue y Margarita Quispe Moyo, crecieron, se conocieron y se casaron en la provincia de La Unión. De la relación nació Alejandrina Peralta Quispe quien tiene en la actualidad 48 años de edad. El varón, tras fallecer su esposa viajó por diferentes pueblos.

Creer en Dios y tener la fe de que en un tiempo no muy lejano tendría la oportunidad de encontrar a su padre dieron sus frutos. Una dama encontró a su progenitor hace 5 días. Ella esperó a su padre quien llegó desde Pucallpa hasta Camaná y logró hacer realidad su sueño.

Ingresó a la iglesia de Testigos de Jehová donde fue rehabilitado del consumo de alcohol. Fue llevado a Pucallpa donde vivió muchos años e inició una nueva vida teniendo cuatro hijos.

Alejandrina quedó al cuidado de sus abuelos en Cotahuasi, sin saber nada de sus padres. Ya de adulta radicó en Camaná formando una familia con el conocido empresario Jamil Ramos Barbayto con quien emprende la tarea de ubicar a su padre, viajando por diferentes departamentos y provincias por más de 8 años.

Con el apoyo de los efectivos policiales en Lima, Hugo Argote y Nelson Vásquez (de Pucallpa) logran ubicar a su padre en el distrito de Mamantay asentamiento humano 10 de Marzo. Padre e hija lograron comunicarse acordando que el progenitor viaje a Camaná. Ayer jueves a las 7:00h se realizó el reencuentro, entre Alejandrina, Juan Bautista y sus otros hijos.

“Papito te busqué, durante muchos años tú no sabes cuánta es mi alegría de tenerte en mis brazos”, dijo emocionada.
Fuente: Correo

Comentarios