Problemas entre Camaná e Islay se agudizan por limites

Regina Lavalle, alcaldesa de Islay
Fue la alcaldesa del distrito de Islay -Matarani, Regina Lavalle, quien el ultimo fin de semana en la vía costanera que une a ambas provincias coloco unos letreros en la caleta Arantas y los cuales el lunes fueron retirados y destruidos por personas no identificadas.
La falta de delimitación entre regiones, provincias y distritos origina constantes conflictos sociales, tal como se viene registrando entre las provincias de Islay y Camaná, quienes no tienen límites definidos y reclaman algunas partes del litoral como suyos.


Debido a estos hechos, tanto el alcalde y el consejero de Camaná se pronunciaron al respecto sosteniendo que donde se ubicaron los letreros era territorio suyo. Tras la destrucción de paneles, la municipalidad distrital de Islay- Matarani anunció que denunciará penalmente al alcalde provincial de Camaná y al distrital de Quilca, además por otorgar autorización indebida a presuntos posesionarios en las diversas caletas ubicadas en zona costera arequipeña que une ambas provincias.

La determinación fue a dada a conocer ayer en conferencia de prensa por la alcaldesa, Regina Lavalle Sullasi, regidores y funcionarios de esta comuna.

Durante la exposición de motivos, se indicó que durante las diversas inspecciones a las caletas y en especial a la de Arantas, se ha podido constatar la presencia de mobiliario de la municipalidad de Quilca, además de ubicar a personas con resoluciones de la Municipalidad Provincial de Camaná y distrital de Quilca.

La denuncia alcanzaría también al alcalde provincial de Camaná, Jamil Vásquez, por las mencionadas autorizaciones.

La denuncia se hará efectiva en los próximos días, según lo aseveró el gerente municipal de Islay - Matarani, Marco Ugarte Torres.

Comentarios