San Jacinto fue derrotado por White Star en Camaná


Parecía una historia sacada de los oscuros relatos de Kafka, en Metamorfosis. El alemán empieza sus relatos con Gregorio enfrascado en un sueño horrible, este amanece convertido en un insecto... debió ser terrible para el propio Gregorio.
La historia de San Jacinto empezó así de complicada, incluso antes del compromiso. Trascendió que White Star ya tenía escrito su informe haciendo un reclamo al club de Camaná. La Liga distrital de Samuel Pastor e incluso la Liga Provincial de Camaná no están actualizados en sus Registros Públicos, en ese sentido el reclamo ya estaba redactado. Dependía mucho del resultado para presentarlo.
Con esa noticia se inicia el compromiso... era evidente que el malestar y  la motivación eran distintas desde antes del inicio del partido. 
Quizás no sea excusa para cubrir la falta de actitud y lo mal que jugó hoy el campeón de Camaná.
El trámite del compromiso pintaba bien. El arranque fue auspicioso para Camaná pero no porque los locales eran superiores sino porque la visita era ligera en biotipo y en propuesta futbolística. Eso ilusionaba en la tribuna.
Pero San Jacinto no pudo aprovechar la ligereza del rival... un equipo sin mayores atributos para destacar: un equipo NORMAL. Ganable desde cualquier punto de vista.


White Star dejó que San Jacinto tome las riendas del compromiso y así fue. Arriba los delanteros empezaron a llegar. Ninguna fue clara pero empezaban a sumar volumen ofensivo.
La visita sorprendió a la zona defensiva que fue, valgan verdades, una coladera. Por el centro eran todos los ataques para la visita. El gol llegó de un saque de esquina. Todos se sorprendieron pero nadie se desesperó porque repito, la visita no era superior a nuestro representante. 
La igualdad llegó rápido. Al minuto Dongo puso el 1-1 y la tranquilidad momentánea... y daba fuerza a la hipótesis que inicialmente planteamos: Era un equipo ganable.
Pero la visita volvió a sorprender y puso la ventaja antes de irse al descanso. En el último tramo del primer tiempo se evidenció una defensa muy mal estructurada "Bacteria" Albarracín lejos de la cobertura, se dedicaba más a guapear que defender y en ese contexto Erick Neyra evidenció su lentitud. La desazón fue general en todo el equipo y en la tribunas... pero había la confianza de remontar. Los cambios urgían para replantear y cambiar el panorama. Había chamba para el comando técnico.


Ya en el complemento San Jacinto colapsó en defensa y en ataque también; incluso el capitán Granda que suele levantar al equipo... nunca ordenó su defensa, se mostró incómodo y molesto. No era para menos el equipo fue un fantasma deambulando en el estadio. 
La visita consiguió el 3-1 en el momento más crítico para los nuestros. 
La verdad que sería fácil hacer leña del árbol caído pero queremos reforzar nuestra hipótesis: es un equipo ganable. No queremos responsabilizar individualmente porque cuando un equipo gana todos ganan... y debe ser igual cuando se pierde. La revancha está próxima y si este equipo quiere seguir en carrera tendrá que conseguir lo que muchas veces nuestros representantes han conseguido en Arequipa y ante equipos mucho más complejos.
Pero tiene que haber un cambio de actitud porque si viajan con la misma mentalidad de hoy... "chau rosa".
Desde esta tribuna tenemos la confianza de que se puede remontar un resultado como este... vamos San Jacinto!!!


Comentarios